1 jul. 2011

Un día me hablas, te interesas por mí, y otro día ni siquiera te importa como estoy.