25 jun. 2011

No te digo adiós sino hasta siempre, y aunque hoy tengas que irte, se que no me olvidaras. Es mejor reír recordar así, es la forma de irme más feliz. Por todo lo que compartimos los momentos que vivimos nada nos va a separar porque se abrieron los caminos desde el día en que elegimos ir a ver que hay mas allá no es un adiós, crecer los dos es solo dar un paso más y por eso no te digo adiós
nunca más.