1 jun. 2011

El poder siempre mata, si para tenerte aquí habría que maltratarte, no puedo hacerlo. Sos mi Dios.