1 jul. 2011

Una persona cambia por dos razones: aprendió demasiado o sufrió lo suficiente.