1 jul. 2011

Hay días que no deberían haber empezado, y días que no deberían acabar nunca.